Taxco -Pueblo Mágico- (Costo por persona)
Vigencia del 01 de mayo al 14 de julio de 2016
sencilla
doble
triple
cuadruple
2567
1569
1361
1257
2598
1584
1376
n/a
Santa Prisca (STD)
1968
1269
1121
1020
Costo de menor $326.00
 
Taxco -Pueblo Mágico- (Costo por persona)
Vigencia del 01 de mayo al 14 de julio de 2016 Con desayunos
sencilla
doble
triple
cuadruple
Monte Taxco
2967
1884
1675
n.a
2968
1769
1561
1457
Costo de menor sin desayunos $326.00

No aplica en puentes.

Paquetes incluyen: Autobús viaje redondo saliendo de terminal Taxqueña, 2 noches de hotel e impuestos. (N.A.= no admite) Sencilla = una persona, doble costo por persona viajando dos juntas, triple = costo por persona viajando tres juntas, cuadrúple = costo por persona viajando las 4 juntas. NO aplica en puentes ni días festivos.

Información.

No hay pierde: Taxco está allí donde el Turismo y la Plata hacen esquina. Hay más y no es poca cosa: historia y leyendas, aire limpio, callejones serpenteantes, arte, paisaje. Y todos los matices y niveles que, en el turismo, van desde el golf a la mochila, y en la plata, desde el recuerdito hasta el diseño clásico.

Ahora vamos a observar con detenimiento esta magna obra del barroco mexicano. Por encima de los detalles, la Parroquia de Santa Prisca y San Sebastián tiene como valor básico la armonía del conjunto, debido en buena parte a que se hizo bajo el mando único de Borda, y en apenas siete años. Arquitectos, pintores, escultores, canteros, talladores y operarios sumaron sus habilidades para hacer realidad un proyecto bien definido. No hace falta mucha ciencia para advertir cómo se aprovechó la estrechez del terreno para hacer una fachada que proyecta nuestra vista hacia los cielos, o cómo la explosión de oro que desbordan los retablos inclina la balanza hacia el interior del templo. En cambio, sí se necesita saber de canon y liturgia para apreciar el rigor con que fueron cuidados los detalles; para encontrar, por ejemplo, a cada apóstol o para desentrañar la jerarquía de los retablos. Y basta, finalmente, con estar allí para sentir la inmensidad de la obra.